5 Consejos de seguridad para proteger la cuenta de Gmail

La seguridad de Gmail es grande, ya que es uno de los proveedores de correo electrónico más populares en el mundo, y hay una buena probabilidad de que está vinculado a otros servicios de Google que utilizas (Drive, Calendar, Google +) por medio de tu cuenta de Google. Por lo tanto el cuidado de tu cuenta de Gmail y asegurarte de que no es vulnerable a los ataques de phishing, hackers y otros percances, es tan importante como tener una cerradura en la puerta de tu casa. Aquí están cinco sugerencias de buenas prácticas que debes conocer para reforzar su seguridad de Gmail.


» La verificación en dos pasos

El fundamento de toda la seguridad de la cuenta es la autenticación con dos factores de verificación, debes asegurarte de que ningún intruso puede acceder a tu cuenta, incluso si no tienen la contraseña. Lo hacen mediante el envío de un código a tu teléfono cada vez que intentes acceder a tu cuenta desde un dispositivo nuevo.

Para cambiar esto, ve a esta página y pulsa en Empezar. Sólo tienes que seguir los pasos, introducir tu número de teléfono y a continuación, introducir el código de verificación cuando se te solicite. Una vez que hayas hecho esto, tendrás verificación de dos pasos habilitados.

En la página principal de verificación de dos pasos puedes configurar un segundo paso alternativo si se quiere, la elección de la aplicación authenticator, códigos de seguridad, y un mensaje de Google en lugar de un código enviado mensajes de texto.

» Actividad, una pista en tu cuenta Gmail

Si te preocupa que haya un hacker  que esté husmeando en tu cuenta (por ejemplo, mensajes de correo electrónico que no has leído están siendo marcados como leídos), entonces debes comprobar la información de la actividad en tu cuenta para ver cómo y cuándo se está accediendo.

Abre tu bandeja de entrada de Gmail, recorre todo el camino hasta la parte inferior de la página, a continuación, en la esquina inferior derecha, haz clic en Información detallada. Esto te llevará a la pantalla de información de actividad. Desde aquí se puedes ver todo acerca de cómo se accede a tu cuenta, y en la parte inferior de la página que tienes una opción llamada Mostrar una alerta por actividad inusual, que hay que seleccionar.

Si quieres estar en el lado súper seguro, en la parte superior de la pantalla seleccionar la opción de Cerrar todas las demás sesiones abiertas en la Web, para cerrar Gmail en todos los dispositivos que se esté ejecutando (diferencia la que estás usando).

» Control de acceso autorizado a la cuenta de Google

Es fácil perder la pista de todas las aplicaciones que permiten acceder a cierta información en tu cuenta de Google, y si no tienes cuidado hay una posibilidad de que hayas entregado tu información de correo electrónico, los contactos de Google y así sucesivamente a una aplicación poco fiable que están pasando esos detalles sobre phishing a estafadores y spammers.

Para gestionar las aplicaciones que has autorizado el acceso a tu cuenta, ve a esta página . Si hay algo de ahí que es sospechoso, o si simplemente no quieres que acceda a tu información, haz clic en él y a continuación, haz clic en Quitar.

» Cambiar tu contraseña cuando hay un fallo de seguridad

Cada vez que oímos hablar de robos a escala masiva de información de las cuentas de usuario, tales como la interrupción de PlayStation Network en 2011 y el incumplimiento de eBay en 2014 cuando los detalles de 148 millones de usuarios se vieron comprometidos, puedes sentirse distante, como si no nos pudiera afectar. En cuanto a  esta probabilidad, que puede ser así, ¿te sientes cómodo sabiendo que tus credenciales de acceso actuales están por ahí, posiblemente, lista para ser usada por el mejor postor?

Cada vez que oyes hablar de una violación de este tipo, incluso si es no es verificada (como esta aparente venta de las cuentas de Gmail en la Web oscura en marzo de 2017), es mejor errar por el lado de la precaución y cambiar tu contraseña. Y asegurarte de que es una buena contraseña en la que lo ideal, es una generada de forma aleatoria usando LastPass o herramientas similares.

» Comprueba la configuración de reenvío de correo

A veces un hacker sólo necesita acceder a tu cuenta una vez, con el fin de seguir viendo todo lo que haces en ella. Un hacker puede haber configurado una dirección de correo electrónico de reenvío para tus correos electrónicos importantes  o haberse concedido a sí mismos acceso, para leer mensajes de correo electrónico en tu nombre como una especie de “delegado”.

Para asegurarte de que esto no está sucediendo, ve a tu cuenta de Gmail, haz clic en la rueda dentada Configuración en la parte superior derecha, y luego ir a Cuentas e importación. Comprueba que no hay mensajes de correo electrónico junto al apartado Conceder acceso a tu cuenta, y asegurarte de que está activada la casilla ‘Marcar conversación como  leída cuando la abren otros usuarios’, por lo que es más fácil de detectar cualquier actividad ilícita.

A continuación, haz clic en Reenvío y correo POP/IMAP y asegúrate de que no hay ninguna dirección de reenvío configurada en tu cuenta. Si lo haces puedes detectar cualquier negocio poco fiable aquí, entonces, así como la eliminación de todas las direcciones de correo electrónico que no deberían estar allí, y de cambiar tu contraseña inmediatamente.

Conclusión

Estas son algunas de las maneras en que puedes garantizar tu seguridad en Gmail. Hay otras también, por supuesto, y no hace falta decir que nunca se debe abrir correos electrónicos sospechosos y, definitivamente, no introducir tus datos de Gmail después de hacer clic a través de un correo electrónico que no estás seguro de quién es.

Nota final: Todos los pasos aquí descritos, los he realizado desde la versión de escritorio de GMail, te informo de ello, por si utilizas tú dispositivo móvil y no ves las mismas ventanas descritas en el artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *