Consejos para utilizar Microsoft Defender

Consejos para utilizar Microsoft Defender

Microsoft Defender

Microsoft Defender (anteriormente, Windows Defender), ha mejorado a pasos agigantados en los últimos años, con menos falsos positivos, mejor facilidad de uso y un mejor rendimiento en la detección de malware y virus.

Es por eso que no recomiendo desactivar Defender, y lo recomiendo sobre otras alternativas de pago existentes en el mercado. Además, compartiré algunos consejos y trucos eficaces para ayudarte a empezar a usar Defender.

Cómo activar o desactivar Microsoft Defender

Hay algunas razones por las que deberías saber cómo hacerlo. Una de las razones puede ser un conflicto de software o aplicación.

Otro puede ser la solución de problemas, algo que hago de forma rutinaria. Pero no recomiendo desactivarlo, salvo que tengas una alternativa válida.

seguridad de Windows 10

Microsoft Defender, viene activado de forma predeterminada, a menos que estés utilizando una aplicación antivirus de terceros. En ese caso, las reglas se regirán por la aplicación instalada.

Lo más normal, es que la aplicación antivirus instalada desactive Microsoft Defender, que es como debería ser. No siendo aconsejable, ejecutar dos aplicaciones antivirus en el mismo equipo al mismo tiempo.

Ten en cuenta, que la desinstalación de cualquier aplicación antivirus de terceros, debería activar Microsoft Defender automáticamente. De lo contrario, puedes habilitarlo manualmente.

Seguridad de Windows viene con cuatro opciones, las cuales revisaré, para que te asegures de que habilitas todas las formas posibles de protección disponibles.

  • Para ello tienes que abrir Seguridad de Windows, pulsando sobre Inicio » y escribiendo Seguridad de Windows.
  • Una vez abierta, haz clic en Protección antivirus y contra amenazas.
  • A continuación en el panel derecho pulsa sobre Administrar la configuración.
Protección antivirus y contra amenazas
  • Aquí debes de tener habilitadas las opciones:
    • Protección en tiempo real.
    • Protección basada en la nube.
    • Envío de muestras automático.
    • Protección contra alteraciones.
Opciones configuración defender

Agregar o quitar exclusiones

A veces, un sitio web o una aplicación puede no llevarse bien con Defender, por lo que puede causar conflictos y bloqueos no deseados.

Una manera de resolver este problema, es incluir en la lista blanca la aplicación o el sitio en cuestión. Pero solo si confías en el origen y sabes que no contiene scripts dañinos.

  • Para ello, pulsa la combinación de teclas Windows + I, para abrir la Configuración de Windows.
  • Seguidamente pulsa en Actualización y seguridad.
  • Una vez abierta, haz clic en Protección antivirus y contra amenazas.
  • A continuación, en el panel derecho pulsa sobre Administrar la configuración.
  • Ahora desplaza el panel derecho hasta llegar Agregar o quitar exclusiones, en el apartado Exclusiones.
Apartado Exclusiones Defender
  • Haz clic en Agregar exclusión, y elige si deseas excluir de los análisis, un archivo, carpeta, tipo de archivo o proceso.
  • Y sigue las instrucciones que te aparecen en la pantalla.
Agregar exclusiones en Defender

Realizar un examen rápido o completo

Windows Defender te da la opción de realizar un examen rápido o completo, en busca de malware en tu sistema.

  • Para ello, con Seguridad de Windows abierta, como he descrito anteriormente, selecciona Protección antivirus y contra amenazas, y encontrarás una opción para realizar un Examen rápido.
examen rápido Defender
  • Alternativamente, puedes elegir Opciones de examen, donde puedes optar en función de tus necesidades por:
    • Examen completo.
    • Examen personalizado.
    • Análisis de Microsoft Defender sin conexión.
Opciones de examen de Defender

Programar el análisis en Microsoft Defender

Si así lo deseas, puedes programar un análisis en busca de malware en tu equipo, utilizando la aplicación del Programador de tareas.

Para ello, pulsa en el menú de Inicio de Windows, y busca y abre el Programador de tareas.

abrir programador de tareas
  • A continuación, en el panel de la izquierda, pulsa en Biblioteca del programador de tareas » Microsoft » Windows » Windows Defender.
  • Haz doble clic en Windows Defender Scheduled Scan, en el panel central de arriba para mostrar una ventana emergente.
  • A continuación, pulsa en la pestaña Desencadenadores, y pulsa en el botón Nuevo.
nuevo desencadenador
  • En la ventana que se abre, ahora puedes programar un análisis eligiendo varios parámetros como fecha y hora, diariamente, semanalmente, mensualmente.
  • Una vez lo hayas configurado a tu gusto, pulsa el botón Aceptar y cierra el programador de tareas.
programando Windows Defender

Cómo actualizar Microsoft defender

Es muy importante tener actualizado Defender, y existen dos maneras de hacerlo.

  • A través de Windows Update:
    • Abre la Configuración de Windows y haz clic en Actualización y seguridad.
    • Ahí es donde aparecerán las actualizaciones de Defender, y las otras actualizaciones del sistema operativo.
    • Es prudente que compruebes las opiniones existentes en Internet, antes de descargar e instalar una actualización importante de Windows. Ya que veces, las nuevas actualizaciones, pueden provocar errores en Windows.
Windows Update
  • A través de la aplicación Seguridad de Windows:
    • Para ello abre Seguridad de Windows, y haz clic en Protección antivirus y contra amenazas.
    • Busca el apartado Actualizaciones antivirus y contra amenazas, y pulsa en el enlace Buscar actualizaciones.
  • Ahí, puedes buscar manualmente actualizaciones e instalarlas, incluso si Windows Update está desactivado.
Actualizar mediante Seguridad de Windows 10
  Conclusión: Microsoft Defender, que ahora forma parte de la seguridad de Windows, ha recorrido un largo camino. Y sigue mejorando con características nuevas y mejoradas. Para la mayoría de los usuarios, funciona de inmediato y no hay nada que necesites hacer. Aun así, vale la pena conocer algunas cosas sobre el mismo, en el caso de que te encuentres con algún problema.

Como siempre, si te parece interesante este artículo, sé generoso y no dudes compartirlo en tus redes sociales. Gracias por leerlo. 😉