Guía práctica del navegador Opera

Un sustancial cambio de concepto hace del navegador Opera una opción agradable para cambiar de navegador web. Contando con un sistema de pestañas, control mediante voz, personalización, sistema de búsqueda, navegación con el ratón, y otras características que iremos describiendo a lo largo de esta guía, para que te hagas con una visión general del navegador.

Notarás que las primeras horas utilizando Opera resulten un poco difícil, al tratarse de un nuevo concepto sobre la distribución del espacio y su peculiar forma de navegar.

Y aunque antes de empezar a navegar por la red con soltura, tendrás que aprender algunos trucos, al cabo de unos minutos utilizándolo, te sentirás más cómodo que nunca descubriendo la facilidad de sus acciones.

Podrás acceder con el ratón a la totalidad de las opciones del menú, y si no quieres levantar los dedos del teclado, podrás acceder a los atajos de teclado. Permitiéndote además variar el diseño del navegador, no sólo a los objetos en la pantalla, sino también en el colorido, temas, iconos, botones y demás.

Información: La última versión de Opera puedes descargarla desde la dirección www.opera.com.

» Aprendiendo a navegar con Opera

Una vez hayas descargado la última versión del navegador Opera, ejecuta la aplicación de instalación, la cual sólo te pedirá que aceptes la licencia de uso y que selecciones la carpeta donde se instalará el programa, pulsando sobre el botón Siguiente en los sucesivos cuadros de diálogo.

Una vez inicies Opera, aparecerá una pantalla en la que te preguntará si quieres empezar desde la página de inicio o desde una página en blanco.

Siendo la primera vez algo irrelevante, aunque en posteriores conexiones te va a servir este mensaje, no sólo para ir directo a la página de inicio predeterminada, sino para empezar en alguna página donde se quedó la última vez que se utilizó el navegador.

La primera vez que inicias Opera aparecerá el cuadro de Opciones, en que podrás definir la forma de iniciar el navegador, aunque podrás recuperarlo en cualquier momento yendo al menú Herramientas –» Opciones, y en la pestaña General, existe un apartado dedicado a este concepto donde podrás reconfigurar el inicio.

En la casilla Arranque puedes optar por las opciones:

  • Continuar donde se quedó la última vez, que abriría Opera con las páginas que tenías la última vez que hiciste uso del navegador.
  • Continuar sesión guardada, que te daría la opción de elegir alguna de las sesiones que tuvieses guardadas.
  • Ir a la página de Inicio, que cargará la página de inicio que esté configurada por defecto.
  • Comenzar con página vacía, que arrancará el navegador sin ninguna página cargada.
  • Mostrar diálogo de inicio, que te permitirá elegir la opción deseada cada vez que inicies el navegador.

En la segunda casilla vas a encontrar la Página principal, en la que puedes introducir la dirección web de la página que desees que se cargue como página de inicio.



Post Author: Nemo1

Nemo1La primera vez que se acercó en serio a un Pc fue en el año 1.995, y aprendió de forma autodidacta a utilizarlo, empezando por el mítico MS-DOS, y más tarde adentrándose en el mundo de Windows en sus distintas versiones.

El primer acercamiento con Internet comenzó en el año 1999, cuando Internet en España estaba aún en "pañales". Le sorprendió tanto que la información en español fuera tan escasa, que ese mismo año plasmó sus conocimientos informáticos en la primera página web que publicó, y desde entonces no ha parado.

Posee conocimientos sobre el entorno de Windows a nivel avanzado y de Linux a nivel usuario, utilizando en la actualidad la distribución de Ubuntu.

Se considera un mero aprendiz y sigue manteniendo un gran interés por la informática e Internet, manteniendo una mente abierta, y es un gran apasionado del software libre.

Comentarios sobre “Guía práctica del navegador Opera

Los comentarios están cerrados.